SIX SIGMA

Análisis de Six Sigma

Six Sigma es un enfoque sistemático y sólido para la mejora, que se centra en el cliente y otras partes interesadas clave. Six Sigma exige un cambio de pensamiento. Cuando Jack Welch, ex director ejecutivo de General Electric, presentó Six Sigma, dijo:

Vamos a cambiar el paradigma de arreglar productos a arreglar y desarrollar procesos, para que produzcan nada más que perfección o cerca de ella.

Teniendo en cuenta el núcleo de Six Sigma

Un sigma, o desviación estándar, es una medida de variación que revela la diferencia promedio entre cualquier elemento y el promedio general de una población más grande de elementos. Sigma está representado por la letra griega minúscula s

Cumpliendo con los puntos principales de Six Sigma

Cumpliendo con los puntos principales de Six Sigma

  1. Comprenda los CTQ de sus clientes y partes interesadas. Para brindar la mejor experiencia al cliente, debe saber qué quiere su cliente: sus requisitos y expectativas. Debe escuchar y comprender la voz del cliente (VOC): hablamos de la voz del cliente.
  2. Comprenda los procesos de su organización y asegúrese de que reflejen los CTQ de sus clientes. Necesita saber cómo funcionan sus procesos y qué están tratando de lograr. Debe existir un objetivo claro para cada proceso, centrado en los requisitos del cliente: los CTQ
  3. Administre por hechos y reduzca la variación. La medición y gestión por hechos permite una toma de decisiones más eficaz. Al comprender la variación, puede determinar cuándo y cuándo no tomar medidas.
  4. Involucrar y equipar a las personas en el proceso. Para ser realmente efectivo, debe equipar a las personas de su organización para que puedan y se sientan capaces de desafiar y mejorar sus procesos y la forma en que trabajan.
  5. Emprender la actividad de mejora de forma sistemática. Trabajar sistemáticamente le ayuda a evitar sacar conclusiones y soluciones precipitadas. Six Sigma utiliza un sistema llamado DMAIC (Definir, Medir, Analizar, Mejorar y Controlar) para mejorar los procesos existentes. Cubrimos DMAIC. En el diseño de nuevos procesos, utilizamos DMADV.

¡RECUERDE SIEMPRE!

Existe una sinergia natural entre Lean y Six Sigma: su organización necesita ambos. Mucha gente piensa que Lean se enfoca en mejorar la eficiencia de los procesos y que Six Sigma se concentra en su efectividad. La realidad es que ambos enfoques abordan la eficiencia y la eficacia.

Six Sigma constituye un modelo de gestión de calidad que también se conoce como DMAIC, siglas de las palabras en inglés: define, measure, analyze, improve y control. En español: definir, medir, analizar, mejorar y controlar.

Estas son las cinco fases que se han de aplicar en cada proceso.

Definir: se procede a definir el proceso o los procesos, que serán objeto de evaluación por parte de la dirección de la empresa. También se define el equipo de trabajo que realizará el proyecto. Finalmente, se definen los objetivos de mejora.

Medir: es importante entender el estado actual del problema o defecto por el que atraviesa el proceso objeto de mejora. Cada parte del proceso es clasificada y evaluada, identificándose las variables relacionadas con el mismo y se procede a medirlas.

Analizar: se analizan e interpretan los resultados de la medición, contrastando la situación actual con el historial del proceso. Es aquí donde podemos averiguar las causas del problema.

Mejorar: se realizan las acciones que se consideren necesarias para mejorar el proceso.

Control: se aplican las medidas necesarias que garanticen la eficacia y continuidad del proceso, el mismo que será adecuado a los nuevos objetivos.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?